mutantia-bis / NADA SERA COMO ANTES...

<b>mutantia-bis /  NADA SERA COMO ANTES...</b>
DATOS Y SEÑALES DEL ADVENIMIENTO...

EL MUNDO QUE ES, EL QUE VIENE, Y EL QUE SE VA...

jueves, 13 de mayo de 2010

EL FUTURO HOY: un eco-presidente para Colombia

ANTANAS MOCKUS
Bogotá D. C., 25 de marzo de 1952
Candidato Presidencial 2006 - 2010

Es un político, filósofo y matemático colombiano, de ascendencia lituana. Magíster en Filosofía (Universidad Nacional de Colombia), Licenciado en Matemáticas y Filosofía (Universidad de Dijón - Francia), Doctor Honoris Causa (Universidad de París XIII, Francia) y de la Universidad Nacional de Colombia graduado del Liceo Frances Louis Pasteur. Fue alcalde de Bogotá en dos ocasiones y aspira nuevamente a la presidencia de Colombia para el periodo 2010-2014.

Desde septiembre de 2009 Mockus adhirió al Partido Verde junto con los también ex alcaldes de Bogotá Luis Eduardo Garzón y Enrique Peñalosa. El 14 de marzo de 2010 fue elegido mediante consulta popular como el candidato oficial del Partido Verde a las elecciones presidenciales de Colombia de 2010.

Su vida pública está llena de matices y excentricidades que lo hacen un político fuera de lo común. Fue rector de la Universidad Nacional donde obtuvo gran popularidad, lo cual lo llevó a ser alcalde de Bogotá. Durante su mandato saneó las finanzas distritales y puso en práctica la pedagogía a través de la cultura ciudadana para los bogotanos. Logró llegar a un segundo periodo en la alcaldía, luego quiso pisar más alto: primero como candidato a la Vicepresidencia y después a la Presidencia.

Es un hombre de la generación de mayo del 68. Influido por Jean Francois Lyotard, uno de los nuevos filósofos franceses, padre del postmodernismo. No obstante, Mockus se mueve entre dos polos opuestos: Lyotard y Habermans, el padre de la acción comunicativa.

Hijo de inmigrantes originarios de Lituania. Considerado como un niño genio, aprende a leer a los dos años de edad y se gradúa con honores en el Liceo Francés de Bogotá en 1969. Estudia matemáticas y filosofía en Dijon (Francia) en 1972.

Realiza un Máster en Filosofía en la Universidad Nacional de Colombia escribiendo una tesis que lleva por título "Representar y disponer: un estudio de la noción de representación orientado hacia el examen de su papel en la comprensión previa del ser como disponibilidad" en el año 1988. Es designado Rector General de la Universidad Nacional en 1990. Primero como Vicerrector Académico y luego desde ese cargo es reconocido por adelantar una reforma académica y de política de bienestar en la Universidad, y por una serie de acciones públicas polémicas como ir a su despacho en bicicleta, tomarse los genitales frente a una multitud en Manizales y sobre todo por bajarse los pantalones en un auditorio de la Universidad Nacional para mostrar su trasero frente a un grupo de estudiantes ruidoso que le impedía hacer una alocución.

Después de esta inesperada intervención, su nombre toma trascendencia nacional, así que en el año de 1993, es forzado a renunciar al cargo de Rector y, luego de una postulación fallida para ejercer el cargo en el período siguiente, presentarse como candidato a la alcaldía de Bogotá. Con una campaña sin precedentes en el mundo, en la que no hubo publicidad, pero si promesas electorales de una nueva ciudad fundada en una doctrina que el llamó 'cultura ciudadana', derrotó a su principal opositor Enrique Peñalosa. Renuncia a su cargo a principios de 1997, para poder lanzarse a las elecciones presidenciales de 1998.

Para el año 2000, regresa a la escena política como candidato a una segunda elección para alcalde de Bogotá. La alcaldía de Mockus terminó en 2003, para ser reemplazado por Luis Eduardo Garzón. Mockus decide tomar un año sabático, viajando y dialogando alrededor del mundo. Pensaba regresar al CNU el siguiente año, aunque el consideraba lanzar una campaña presidencial.

Después de pasar dos semanas en Kennedy School of Government en los Estados Unidos en 2004, "para compartir experiencias acerca del compromiso ciudadano que tenían los estudiantes y la facultad", Mockus regresó a Harvard como profesor visitante de lenguas romance para enseñar clases de español en el segundo semestre del 2004. En noviembre, Mockus hizo un viaje a la Universidad de Virginia para hablar sobre el uso de mecanismos sociales positivos en relación a su cargo de Alcalde de Bogotá.

En 2004, el diario Draugas escoge a Mockus como el Lituano del año. En Octubre de 2004, el visita por primera vez la comunidad Lituana en Chicago, Illinois, la cual es la comunidad lituense más grande fuera de Lituania, e hizo un discurso en lituano.

El Joven Antanas

Mayo del 68 le tomó en el Liceo Francés Louis Pasteur, en quinto de bachillerato, como alumno del profesor de filosofía Jon Landaburu, un antropólogo especialista en lenguas indígenas que tuvo gran ascendente en sus alumnos.

Fue estudiante de cinco en todo, en un curso del que hacían parte Maite Fadul, economista y funcionaria de la administración Peñalosa; Leila El´Gazi, sonidista (cine); Gustavo Zalamea, pintor, y Santiago Pombo, gerente de Tercer Mundo Editores.

De ascendencia lituana, el 25 de marzo cumplió 48 años. Su padre Alfonsas era un arquitecto que se enamoró de Nijole Sivicas, en Alemania, cuando huían de las guerras en Lituania. Su madre, escultora, ha sido un eje en su vida.

Antanas no tuvo problema en casarse bajo la carpa de un circo a lomo de elefante con su segunda esposa, Adriana Córdoba. De su personalidad se destaca la inteligencia y un cierto aire mesiánico que coincide con su apellido Mockus, que quiere decir Moisés.

El pupilo

Estudió matemáticas en México y Dijon antes de entrar como profesor asistente a la Universidad Nacional en 1982, en una época en que había un grupo excepcional, cosmopolita y flexible, que combinaba el estudio de las matemáticas con la pasión por la música.

Allí estaban Carlo Federicci, padre de la pedagogía aplicada a la matemática, una de las grandes influencias en su formación, con Carlos Eduardo Vasco, jesuita, director de la misión de ciencia de los diez sabios durante el gobierno de César Gaviria.

En la Universidad Nacional hizo su maestría en filosofía con figuras de la talla de Rubén Sierra, Pérez Mantilla y Rubén Jaramillo.

Sus alumnos de matemáticas recuerdan su singular método de dictar clase empezando a llenar el tablero de izquierda a derecha, continuar en la pared, y seguir, seguir… hasta salir del aula.

La Universidad Nacional

Cerca de tres años fue vicerrector académico de la Universidad Nacional. En el Consejo Superior lo conoció Alfonso Valdivieso, ministro de Educación de César Gaviria. Debió quedar muy bien impresionado porque cuando se buscó el sucesor de Ricardo Mosquera, no dudó en ofrecerle el cargo de rector.

Desde la rectoría impulsó la reforma curricular que no se había hecho desde José Félix Patiño en 1965. Y se la jugó con medidas como el cobro de matrículas, con un sistema equitativo en cuyo diseño participó activamente el vicerrector general Jorge Hernán Cárdenas. Otras universidades públicas como la del Valle ya habían puesto en marcha el sistema, y en el caso de la UN dos factores fueron claves para implantarlo sin mayores traumatismos: la equidad y la certeza de que los recursos irían a mejorar la infraestructura del centro educativo.

Es el maestro por antonomasia. Sus obras siempre tienen un saldo pedagógico. Tanto en la universidad como en la vida política ha funcionado como tal, apoyado en símbolos que están en la mente de la gran mayoría de los colombianos. Desde la espada rosada con que llegó donde César Gaviria, hasta la pirinola para explicar su programa de alcalde, y los mimos callejeros para poner en marcha su cultura ciudadana. Todo ello hace parte de su gran capacidad para comunicarse con los demás.

Vida Política

Saltó a la vida pública el día que se bajó los pantalones en el paraninfo de la UN como reacción a un sabotaje que tenía el cariz de tomar mayores proporciones. Tuvo éxito en superar el conato violento con el excéntrico método. Un amateur filmó sus atributos al aire y la TV los inmortalizó para todo el país. Le costó el puesto de rector, pero se hizo sentir por primera vez en la arena política. Gustavo Petro, del M-19, lo lanzó a la Alcaldía de Bogotá.

Alcalde de Bogotá (1995-1998)

El 1 de enero de 1995 inicia su primer periodo como alcalde. Conformó su gobierno colocando académicos y no políticos en los cargos más relevantes de la administración. Consolidó el saneamiento de las finanzas distritales iniciado en la alcaldía de Jaime Castro buscando recursos antes de comprometerse en obras. Del mismo modo que su antecesor tomó muchas medidas impopulares como la tasa a la gasolina que le valieron la distinción como uno de los impulsores de la nueva Bogotá.

Consiguió reducir las muertes violentas prohibiendo el uso de artefactos pirotécnicos por particulares y sobre todo implantando su más popular medida La hora zanahoria. Pero fue con la campaña de ahorro voluntario de agua, donde mejor demostró la eficacia de sus métodos pedagógicos aplicados a escala de masas.

Durante su vida como alcalde no dejó de sorprender con apariciones excéntricas, como su boda en un circo con una asistente social, llevando trajes fabricados en fique y montado en un elefante. También estas apariciones se dieron antes de su alcaldía como cuando utilizó trajes de superhéroe e incluso llego a improvisar canciones de rap.

Aspiración presidencial de 1998

Renuncia a su cargo a principios de 1997 (siendo sucedido por el Director del Instituto de Cultura y Turismo de esa época, el físico Paul Bromberg), para poder lanzarse a las elecciones presidenciales de 1998. Busca nuevas maneras para subsistir, da conferencias remuneradas y trabaja como reportero en un noticiero.

En un principio se presenta como candidato a presidente, pero luego acepta ser candidato a la vicepresidencia en complemento de Noemí Sanín, representante de la clase política tradicional. Durante la campaña presidencial volvería a protagonizar hechos escandalosos como el de arrojar agua a la cara del candidato Horacio Serpa durante un debate para ejemplificar uno de sus métodos pedagógicos.

Alcalde de Bogotá (2001-2004)
Para el año 2000, regresa a la escena política como candidato a una segunda elección para alcalde de Bogotá, teniendo que pedir perdón al electorado capitalino por haber abandonado el cargo en su anterior administración; en pocos meses se convierte en el único rival de la ex ministra María Emma Mejía, a quien termina derrotando por más de 100.000 votos.

Un segundo mandato (enero de 2001 - diciembre de 2003) le permite recuperar la imagen de político independiente y eficiente ante la opinión pública y lo impulsa a buscar la presidencia de la república. Continuó desarrollando y ensanchando el sistema Transmilenio de transporte por medio de buses articulados de Bogotá que fue implementado por Enrique Peñalosa.

Aspiraciones presidenciales y parlamentarias de 2006

Presenta su movimiento "Visionarios con Antanas" para las elecciones parlamentarias de marzo de 2006, pero es aplastantemente derrotado y no obtiene ninguna curul, ni en el Senado ni en la Cámara de Representantes. Pese a ello, continúa en campaña presidencial, con el partido de la Alianza Social Indígena.

En las elecciones presidenciales de Mayo 28 de 2006 resulta cuarto, algunos especialistas afirman que su derrota se debe en parte a un ambiente de polarización, en la cual, o se estaba del lado del gobierno (Álvaro Uribe Vélez, presidente que aspiraba a la reelección), o se estaba en contra de éste (Carlos Gaviria Díaz, Horacio Serpa); al resultar las ideas de Antanas, un enfoque diferente, más complejo y no reducible a derecha, centro o izquierda, su propuesta se vio relegada en los comicios, fue antecedido en ellos por: Álvaro Uribe Vélez en primer lugar, Carlos Gaviria Díaz en segundo y Horacio Serpa Uribe en tercero.

Después de esto se dedica a estructurar el proyecto de los Visionarios de la mano de los indígenas, con la intención de ganar adeptos más allá de Bogotá para aumentar lo que él califica como una minoría “extraña pero valiosa” (refiriéndose a aquellos que votaron por él), ya que según dice, ésta se dejó seducir sin las herramientas de la política tradicional (Sin publicidad, ni politiquería, ni promesas populistas). En 2007 para las elecciones regionales promueve la campaña Voto Vital que buscaba concienciar a los votantes de la importancia de pensar su voto.

----------------------------------------------------------------------- 0 --------------------------------------------------------------------------

Elecciones Presidenciales 2010 - 2014
Candidato presidencial por el Partido Verde

Dos veces alcalde de Bogotá (1995 -1997 y 2001-2003) y uno de los gobernantes más creativos. Logró transformaciones radicales en la ciudad impulsando la cultura ciudadana, la protección de la vida, la gestión pública transparente y eficiente, el manejo de los recursos públicos como recursos sagrados y la responsabilidad compartida entre gobierno y ciudadanos.

Su forma de hacer campaña política ha sido atípica. Con la confianza de que son las ideas las que conquistan electores, apela a su intuición y a las ideas de personas de su equipo; combina arte y publicidad y acude a símbolos pedagógicos como la reconocida tarjeta ciudadana. Sus consignas apelan a la honestidad y a la transparencia. No ofrece mercados, puestos, dinero, tampoco se explaya en promesas.

Fundó el movimiento Visionarios por Colombia y su discurso llama a los colombianos a la confianza. A una nueva forma de hacer política. Rechaza acuerdos diferentes a los programáticos, contradice la corrupción y promueve la cultura donde los dineros públicos sean dineros sagrados; o aquella de “no me pidas en privado, lo que no puedes sostener en público”.

Para finales del 2009, Antanas Mockus decidió unir fuerzas con el Partido Verde y los ex alcaldes Enrique Peñalosa y Lucho Garzón, reconocidos a nivel nacional como dos de los mejores mandatarios de la capital del país. Fruto de esta unión, acordaron presentarse a una consulta presidencial el 14 de marzo de 2010 para que todas las ciudadanas y ciudadanos de Colombia pudieran elegir el candidato único a la Presidencia por el Partido Verde. Con más de un millón y medio de votos, la consulta fue un éxito y dio como ganador a Antanas Mockus.

La campaña fue reconocida como una propuesta ejemplar, digna, honesta y transparente, distinta a todas las campañas tradicionales de la política colombiana, donde las agresiones, los desagravios y los insultos son permanentes.

Además, el Partido Verde logró ocho curules en el Congreso de la República: cinco Senadores y tres Representantes a la Cámara, dos por Bogotá y uno por Boyacá. Entre ellos, John Sudarsky y Angela María Robledo, quienes son la cuota Visionaria que llevará la Cultura Ciudadana al Congreso y que siempre han contado con el apoyo de Antanas Mockus.

Así las cosas, el Partido Verde se posicionó como la nueva fuerza política de Colombia y los Visionarios seguirán influyendo en la toma de decisiones importantes para el país.

Ahora, como candidato presidencial, Antanas Mockus propone pasar de la seguridad a la legalidad democrática. ¨Un ejemplo de legalidad democrática es lo que logramos en Bogotá, durante mis dos alcaldías; reducir la tasa de homicidios en un 45 por ciento, donde fue clave la valoración de la vida, mejoramiento de la justicia y disminución de las justificaciones sociales para violar la ley. La propuesta de seguridad para Colombia es retomar la experiencia de Bogotá, que mejoró la seguridad y la convivencia aplicando cultura ciudadana¨, afirma Antanas Mockus en una de sus columnas de opinión.

Al cierre de este artículo hace alianza con Sergio Fajardo quien lo acompañará como su candidato a la vicepresidencia de la república.

----------------------------------------------------------------------- 0 --------------------------------------------------------------------------

El valor de plasmar las ideas
Instauró las “noches de las mujeres”, norma en la que los hombres se quedaban en casa haciendo labores domésticas, mientras que sus mujeres salían a la calle. Unió a 700.000 mujeres.

Objetivo: Disminuyó la violencia contra la mujer y fortaleció la familia.

Le pregunto: ¿el momento más triste?, él responde: “...la muerte de mi padre, pues me causó gran dolor y sobretodo culpa, pues la ansiedad con que yo le esperaba (para hacer una compra) me hizo sentir como un egoísta a quien se le castiga drásticamente..” De este modo su psiquis encontró en la culpa un modo para autoregularse. ¿Y el más alegre? “...cuando un grupo de jóvenes fueron al cementerio municipal para tomarse fotos en los nichos vacíos, habíamos disminuído radicalmente el número de asesinatos...fue un momento muy feliz...”

Pidió cambiar en las iglesias armas de fuego y cuchillos por bonos para regalos de Navidad. OBJETIVO: Reducir el número de homicidios por fiestas navideñas.

Sólo cuando habla de sus propuestas y logros se le ilumina el rostro a este señor y la cháchara filosófica vuelve a enredarme en medio de su dejo colombiano–lituano. Yo debo reconocer que al inicio fui un miope de sus explicaciones, ahora ya no. Encuentro sabiduría detrás de cada gesto.

Crea el programa croactividad
La figura simbólica es un sapo
Objetivo: Incentivar la denuncia de hechos delictivos.

Llego a mi casa y como loco busco textos, escritos, entrevistas a Mockus. Mi afán investigador me obliga a leerle y releerle para entenderle, para sintonizarme con él. No quiero decepcionarle amigo(a) lector(a) y tampoco a mi mismo. Obviamente hay una filosofía que le indujo a proponer esas ideas y sí, después de revisar tanto las descubro, las comprendo...pero qué difícil es escribirlo con sencillez.

Filosofía Antanas Mockus

Que, en nuestras sociedades existen tres sistemas que regulan el comportamiento humano: La LEY, la MORAL y la CULTURA. Mockus sostiene que existe un "divorcio" entre ellas. Por ejemplo: “...el divorcio entre la ley y la cultura se produce cuando por costumbre, se instala una tradición (que no es legal), por ejemplo: encontrar a la esposa de uno con otro y matarlo..."

Con su enfoque "pedagógico" pensó que mejorando el comportamiento de las personas, se puede lograr una mayor armonía entre la ley, la moral y la cultura. Priorizó el programa "Cultura Ciudadana" para fomentar una mejor convivencia a través de lo que llamó "un cambio conductual conciente" (cada uno -concientemente- cambia su comportamiento interpersonal asumiendo las normas sociales y culturales vigentes en lugares públicos)

El divorcio entre la ley, la moral y la cultura

  • "...para evitar el divorcio entre la ley y la cultura es preciso aumentar el cumplimiento voluntario de normas y cumplirlas pacíficamente...”
  • “...hay muchas cosas que la gente deja de hacer porque serían sancionados por los demás. Se controlan, no tanto por temor a un castigo legal, sino porque existen elementos sociales que frenan al ser humano...”
  • “...La moral también juega un papel importante, es decir, la persona tiene una noción del deber ante sí misma, no sólo ante los demás y que gracias a “la culpa”, se controla...”
  • “...La ley no sólo se obedece por temor a la cárcel, sino por comprensión, por conciencia y por moralidad...”.

En cuanto a la comunicación
Interacción intensificada

Premisa 1. Los conflictos surgen o se agravan por limitaciones de la comunicación.
Premisa 2. La comunicación directa 'cara a cara' puede disuadir la violencia.

  • "...la comunicación ayuda a subsanar el divorcio entre la ley, la moral y la cultura. La comunicación ayuda a aclarar la relación entre los derechos y el deber, y entre el derecho propio y el ajeno..."
  • "...pero, según nuestra experiencia, la sinceridad -decir muy claramente qué es o no factible- casi invariablemente produce mejores resultados..."


En cuanto a la cultura ciudadana

  • "...la cultura ciudadana busca, ante todo, la regulación propia del comportamiento..."
  • "...no se transforman las leyes, ni tampoco la moral, sino algunos hábitos y costumbres..."
  • "...La regulación cultural en congruencia con las regulaciones morales y legales crean comportamientos sanos, libres de violencia y corrupción..."
  • “...Gobernar es educar...”
  • "...hay que aprender a corregir a los demás sin maltratarlos o generar agresividad..."
  • “...cada vez que se mejora la ciudadanía se aumentan la competitividad y la productividad...”

En cuanto a la imaginación y creatividad

  • "...Hay que tener libertad, no sólo para imaginar sino para confiar en la imaginación...para explorar caminos nuevos..."
  • "...Estamos habituados a un tipo de ideas, pero cuando pensamos en algo novedoso nos damos cuenta que hay todo un camino por colonizar, por construir..."
  • "...Sí las personas conocen las reglas y aprecian el arte, el humor y la creatividad, es más probable que acepten el cambio..."

Más ideas....

Creó la "Ley Zanahoria". Cerró bares y restaurantes a partir de la 1 de la mañana.

Objetivo: Disminuir el consumo de alcohol y, consecuentemente, la violencia ciudadana.

Cuando hubo escasez de agua, Mockus apareció en televisión bañándose. Cerraba la ducha, mientras se jabonaba y pedía a los televidentes que hicieran lo mismo.

Objetivo: Economizar el agua.

Llevó a palacio presidencial una espada de plástico rosada para pelear por un mayor presupuesto. OBJETIVO: simboliza la lucha y genera adhesión y respaldo del público.

Repartió millones de tarjetas rojas y amarillas, para que los ciudadanos expresaran, pacíficamente, su aprobación o desaprobación respecto de las actitudes de sus pares.

Objetivo: Disminuir la violencia.

Quedan en el tintero cantidad de estadísticas, cifras que revelan el éxito de la gestión de Mockus, un ejemplo de participación ciudadana, de compromiso cívico y político. Uno monumental obra pedagógica. Ahora ellos están preparados para construir más. Lo resumo en pocas palabras: Cuentan que Bogotá era una ciudad fea y caótica...ahora es bellísima y ordenada.

Termino este artículo cansado y somnoliento. Dejé varias cosas por hacer...pero había tanto que escribir, tanto que comunicar que era imposible no cumplir con este "deber moral". Me siento identificado con Mockus, por eso mi esfuerzo. Encontré a alguien que pensó y luego hizo lo que pensó. ¡Intentémoslo nosotros también!

Por Hasn Gutierrez
Psicólogo social y Facilitador

mas videos...








COLOMBIA ¡los Verdes a la presidencia!


(click en el logo para aumentarlo)

Antanas Mockus


LA UNIÓN CON LA NATURALEZA TAMBIÉN HACE LA FUERZA:

PROTEJAMOS LA NATURALEZA PARA QUE LA NATURALEZA NOS PROTEJA

Nuestros enfoques y propuestas ambientales en pocas palabras


La propuesta ambiental del Partido Verde –cuya versión completa se encuentra en Las catorce prioridades ambientales‐ es el sustento de todos nuestros programas y está basada en el reconocimiento de que la vida y los recursos públicos, son sagrados. Estos principios orientarán el quehacer práctico y cotidiano de todas las instituciones y personas que conformamos este país.


La vida ‘al derecho’ es una expresión del derecho a la vida. Actuar de manera coherente con el principio de que la vida es sagrada, otorga derechos e impone responsabilidades. Una de ellas es la de no hacernos trampas entre nosotros ni intentar hacerle trampas a la naturaleza, porque en ambos casos la llevamos perdida. Ser “legales” es jugar limpio, respetando las reglas del juego que establece la ley. Cuando algún jugador hace trampa, tanto el árbitro como el público debemos sacarle (y a veces sacarnos) tarjeta amarilla.


Calidad de vida, para toda la vida. La naturaleza a la cual pertenecemos, está compuesta por diversas formas vivas e inanimadas. Reconocemos la interdependencia de todos los seres y el valor de las diversas expresiones de vida. Esto por supuesto incluye a los seres humanos de todas las condiciones, orígenes y edades. Así entendemos la equidad ambiental.


Ambiente sano, derecho humano. Ambiente y salud van de la mano. Nuestra existencia digna como seres humanos –el ejercicio real del derecho a la vida‐ depende de que todos los habitantes del país tengamos acceso real al agua con la calidad y en la cantidad necesarias. También necesitamos aire limpio, respetar el silencio (el ruido es una forma grave de contaminación), un paisaje con el que nos identifiquemos y que nos ayude a encontrarle sentido a la vida, y una alimentación adecuada, que se base principalmente en lo que producen nuestros suelos y aguas. Especies alimenticias, industriales y medicinales, paisajes, culturas, etnias, bosques, ríos, lagunas y mares, son expresiones de nuestra biodiversidad.


Una prioridad es que los niños, las niñas y la población adolescente de Colombia, tengan derecho a ambientes propicios para crecer y para creer, en donde puedan ejercer los derechos del presente y el derecho al futuro.


Reforestar sí. Reciclar también. Pero sobre todo Re-capacitar. Convivir con la naturaleza exige un gran cambio cultural. De allí la importancia de la educación, desde la que comienza en el vientre materno hasta ese proceso de aprendizaje permanente que es la vida cotidiana. Pasando claro, por la escuela, en su más amplia acepción. Toda acción humana debe estar precedida por una reflexión responsable sobre el impacto que puede generar. Esto también se aplica para el cambio climático: Frente al cambio climático, cambio cultural en lo personal y en lo institucional.


Ciudades humanas, incluyentes, seguras y sanas. En este momento la mayor parte de la humanidad se concentra en zonas urbanas y Colombia no es la excepción. Por eso una de nuestras prioridades es que las ciudades ofrezcan las condiciones que requerimos los seres humanos para satisfacer nuestras necesidades materiales y espirituales (calidad ambiental, movilidad limpia, oportunidades de trabajo, recreación, espacio público, parques, amor, convivencia, protección, gobernabilidad). Los líderes de esta campaña han demostrado, en la práctica concreta, que ese es un sueño que se puede convertir en realidad.


También sabemos que la existencia de ciudades humanas depende de que sea posible vivir en el campo con dignidad. Los urbano y lo rural constituyen dos realidades inseparables. Ser campesino también debe ser una opción de vida con calidad. Esto es, con acceso a tierras fértiles, incentivos y recursos para la producción, acceso al agua y saneamiento ambiental, vivienda, salud integral, educación adecuada para el campo, conexiones con el resto del mundo.


No podemos seguir de desastre en desastre: Vamos a fortalecer ecológica, institucional y socialmente los distintos territorios urbanos y rurales del país, para que podamos convivir sin traumatismos con las dinámicas de la naturaleza. Y claro, vamos a intervenir sobre aquellas amenazas que son generadas por los seres humanos y sobre las cuales podemos ejercer mayor control. En algunos casos será necesario llegar al recurso extremo de las reubicaciones. Hay que fortalecer la gobernabilidad ambiental y el ordenamiento territorial, no para imponerle a la naturaleza nuestras prioridades, sino para que podamos convivir con sus dinámicas. El agua, que es la gran dadora de vida, no puede seguir siendo una amenaza para muchas comunidades colombianas que cuando no padecen de sequía, sufren las inundaciones. La lluvia debe ser reconocida y aprovechada como un bien público para el consumo y la producción.


Este tema retoma y expresa plenamente el título de nuestro programa ambiental: La unión con la naturaleza también hace la fuerza: protejamos la naturaleza para que la naturaleza nos proteja.


Además de hacer todo lo posible para evitar que haya desastres, sabemos que es necesario fortalecer la capacidad institucional y social para enfrentar de manera oportuna y adecuada las emergencias y los desastres que se presenten. Vamos a hacer esto desde el nivel nacional hasta el nivel barrial y veredal.


Apoyamos toda actividad productiva que se ponga en sintonía real con el respeto a la vida: a la vida humana y a la vida de los ecosistemas de los cuales somos parte. De allí nuestro lema: Sólo la mina que no contamina, el cual es extensible a todas las demás actividades en que se concreta el desarrollo en el campo y las ciudades.


En alianza con la naturaleza vamos consolidar nuestra posición en el planeta (que ya es privilegiada en lo geográfico y debe serlo en todo lo demás) y a recomponer nuestras relaciones internacionales. El buen ambiente no tiene fronteras y debe servirnos para crear un mejor ambiente en las fronteras.


Recursos públicos, recursos sagrados. Los recursos económicos para el ambiente serán cuidadosamente aplicados y vigilados para lograr un mejor ambiente para la naturaleza y para mejorar la calidad de vida de la gente.


Estamos en un momento único de la historia, a partir del cual es posible poner el presente y el futuro en favor de la vida y no de la destrucción. Hombres y mujeres de todas las edades podemos contribuir a difundir y a fortalecer estas propuestas, para que se conviertan en la manera de ser del país.







La campaña en Colombia / Diálogo con el candidato que lidera las encuestas

"Creo que es posible ganar en primera vuelta"

Mockus atribuye su repunte en los sondeos al apoyo de los jóvenes

Leandro Uría
LA NACION
- Buenos Aires, 5 de mayo de 2010

Los últimos días han sido mágicos para Antanas Mockus, candidato presidencial del Partido Verde de Colombia: según una encuesta publicada el martes pasado, creció 18 puntos en la intención de voto en apenas dos semanas (tiene 38%) y aventaja por casi 10 al uribista Juan Manuel Santos, que, hasta ese momento, lideraba todos los sondeos de cara a las elecciones del 30 del actual.

En una entrevista con La Nacion, realizada por e-mail, este excéntrico matemático y filósofo de 58 años, de ascendencia lituana, del que hoy en día habla toda Colombia, pronuncia desde Barranquilla una frase impensada hasta hace unos días: "Creo que es posible ganar en primera vuelta".

"En las manifestaciones la gente nos dice: «Mockus y [el candidato a vice Sergio] Fajardo, en la primera vuelta» y ahora creo que es posible", señala el candidato, cuyo símbolo es el girasol y cuya campaña, según los analistas, se consolidó gracias al uso intensivo de Twitter y Facebook.

Mockus, un ex alcalde de Bogotá famoso por haber utilizado saltimbanquis para ordenar el tráfico de la ciudad y por mostrarse atado para no ceder al "ojo por ojo con la guerrilla", desmiente que su rival, el uribista Santos, sea el heredero del popular mandatario colombiano, Alvaro Uribe.

Y propone construir sobre los logros del actual presidente por medio de una "legalidad democrática" que profundice la "seguridad democrática de Uribe", es decir, la política gubernamental que erradicó a la guerrilla de las rutas y ciudades.

¿Cómo explica su crecimiento espectacular en los sondeos?

Haber podido aglutinar la experiencia demostrada, la capacidad de trabajo y el entusiasmo de Enrique Peñalosa y Lucho Garzón, ambos ex alcaldes de Bogotá, y que tengamos en la fórmula a Sergio Fajardo, ex alcalde de Medellín, le ha dado a nuestro proyecto político la fuerza, la credibilidad y la confianza que la ciudadanía necesita para brindarle su apoyo sincero y entusiasta. También nos sentimos muy felices de ver todo ese fervor que ha despertado nuestra propuesta entre los jóvenes. Ellos han impulsado el uso de las redes sociales, que ha sido un vehículo de convocatoria y movilización social y ha reemplazado las viejas prácticas clientelistas de la política tradicional. Esto nos llena de alegría y de entusiasmo, pero a la vez profundiza en nosotros el sentido de responsabilidad.

¿Qué se hace con la guerrilla? ¿Se negocia o se la erradica?

Mientras se siga hablando en el lenguaje del secuestro, no se negociará nada. Si me eligen presidente haré con la ilegalidad lo que el presidente Uribe hizo con las FARC: arrinconarlas políticamente, dejarlas sin justificación. Las FARC son apenas una de muchas manifestaciones de la ilegalidad en Colombia y ameritan seguir siendo combatidas sin titubeos. Pero la ilegalidad más dañina e insidiosa es la del narcotráfico.

¿Por qué habría que votarlo a usted y no a Santos, que se presenta como el heredero de Uribe?

Porque quiero adelantar un gran cambio cultural y educativo en Colombia que saque lo mejor de cada uno. Busco que lleguemos a rechazar la cultura de la ilegalidad para que entendamos que los recursos públicos son sagrados y para que seamos conscientes de que, contra la violencia y los grupos armados ilegales, se necesita presión social, además de la presión militar y judicial. Juan Manuel [Santos] habla de prosperidad democrática. Es claro que la diferencia de la idea de Uribe, por eso no creo que sea un heredero como usted lo llama. Ahora bien, yo pienso que antes de tener prosperidad, que es deseable y un fin en sí mismo, es necesario impulsar la legalidad democrática. Colombia debe ser primero un territorio de legalidad para llegar a la prosperidad.

Política exterior

¿Qué ocurrirá en un eventual gobierno suyo con la ríspida relación con Venezuela y Ecuador?

Las relaciones con los países vecinos tienen por necesidad que ocupar un lugar prioritario dentro de la agenda. Promoveré la despersonalización de las relaciones internacionales y la promoción activa de los procesos de integración. Esto hará posible retomar la senda de la cooperación entre países, tan necesaria para afrontar los retos que plantean problemas como el daño ambiental, el crimen organizado transnacional y el terrorismo.

¿Qué piensa de las críticas regionales a las bases norteamericanas en Colombia?

Hubo cuestiones de procedimiento que sin duda causaron tensión en algunos países y que debieron ser evitadas. Sin embargo, es un acuerdo que hoy en día está firmado, y mientras no haya una revisión por parte de las instancias legales colombianas, lo respetaremos.

REFUERZAN LA SEGURIDAD DE LOS CANDIDATOS
  • BOGOTA (AP). Aunque no se han presentado amenazas concretas, el ministro de Defensa colombiano, Gabriel Silva, anunció ayer que fue reforzado el esquema de protección de todos los candidatos presidenciales para las elecciones del 30 del actual. Consultado sobre las versiones de supuestas amenazas contra el favorito de la contienda, el aspirante del Partido Verde, Antanas Mockus, el ministro afirmó que "no hay ninguna información que corrobore esa primera denuncia", pero aclaró que de todos modos hay un "trabajo directo con la campaña de Mockus y con los demás candidatos para evitar atentados".




HACIA UNA ACTITUD ECOLÓGICA PROFUNDA


14 de Julio de 2010 · Por jbcs.blogspot.com*

Afortunadamente, es claro que la preocupación ecológica se está extendiendo en la sociedad, pero hay que evitar quedarse en una actitud superficial.

Hay dos actitudes

a) Una es la de los "ambientalistas". Actúan como bomberos, apagando fuegos: hoy piden que un parque sea declarado nacional, mañana protestan contra la construcción de una represa, pasado mañana contra una mina... Está bien lo que hacen, y es necesario hacerlo, pero no basta, no resuelve los problemas; simplemente cura síntomas, pone parches, pero permite que problema principal, la causa continúe ahí.

La actitud superficial identifica los problemas ecológicos en aquello que impide el funcionamiento de la "sociedad moderna desarrollada" (agotamiento o contaminación de los recursos, desastres...). Confía en que las soluciones tecnológicas industriales podrán mantener los daños dentro de límites soportables. No se le ocurre cuestionar el mito del desarrollo ilimitado, del crecimiento económico constante... Es decir, está dentro del sistema, es deudora de la misma mentalidad que ha causado el problema ecológico. Propone una política de soluciones que no cortan el mal, sino que lo prolongan... Decía -Einstein que un mal no se puede arreglar con una solución que está dentro de la misma mentalidad que causó el problema. La actitud ecológica ambientalista -también llamada reformista o superficial- está bien intencionada, pero no es la solución.

b) Otra actitud es la radical, que quiere ir a la raíz de los problemas. Las varias corrientes ecológicas que aquí se agrupan coinciden en identificar esa raíz en -las ideas y representaciones que han posibilitado la depredación de la naturaleza y han llevado al mundo occidental hacia la autodestrucción. Proponen luchar por un cambio en las ideas profundas que sostienen nuestra civilización y configuran nuestra forma de relación con la naturaleza, relación que nos ha llevado al desastre actual y a la previsible catástrofe.

La actitud ecológica radical implica una crítica a los fundamentos culturales de Occidente. Cuestiona fundamentalmente: la primacía absoluta que damos a los criterios económico-materiales para medir la felicidad y el progreso; la creencia en la posibilidad de un crecimiento constante e ilimitado tanto en economía como en comodidades y en población humana, como si no hubiera límites o no los estuviéramos ya sobrepasando; la creencia de que la tecnología y el crecimiento solucionarán todos los problemas; la ignorancia crasa de la complejidad de la vida en este planeta, y el absurdo de una economía que todo lo cuantifica menos los costos ecológicos...

Este concreto -viejo paradigma, esta forma tradicional de pensar, que tiene raíces filosóficas y hasta religiosas, es lo que nos ha puesto históricamente en guerra contra la naturaleza, contra la biodiversidad, contra los bosques, los ríos, la atmósfera, los océanos... Sólo cambiando esa vieja forma de pensar nos podemos reconciliar con el planeta. Ésta es la actitud llamada "ecología profunda" (cfr pág. 46), eco-sicología, ecología fundacional, radical o revolucionaria.

Comparación entre las dos actitudes ecológicas

La segunda actitud, la radical, trata de buscar:

No sólo los síntomas (contaminación, desastres), sino las causas (modelo de relación con la naturaleza).

No sólo el bien de los humanos, sino el bien de la vida, de toda vida, por su propio valor intrínseco.

No sólo acciones paliativas, sino cambio de ideas, de presupuestos filosóficos, estilos de vida, valores éticos, autocomprensión de nosotros mismos... o sea, mentalidad nueva, "cambio de paradigma".

No tanto cambiar la naturaleza, cuanto cambiarnos a nosotros mismos (una ecología también "interior").

No considerarlo todo en función del ser humano (antropocentrismo), sino poner a la vida en el centro (biocentrismo) y al ser humano entre los demás seres (valoración conjunta de todos los seres).

Reconsiderar nuestra "superioridad" humana, superando nuestra clásica infravaloración de la naturaleza (considerándola "materia" inerte, mero repositorio de objetos y recursos...), y dejando de considerarnos sus dueños y señores absolutos.

Una actitud ecológica integral

No basta, pues, una actitud de "cuida-do" de la naturaleza (no dilapidar, ahorrar, calcular e integrar a partir de ahora los costos ecológicos...). Eso está muy bien, pero hace falta mucho más.

Es necesario llegar a redescubrir a la Naturaleza...:

  • como nuestro ámbito de pertenencia,
  • como nicho biológico, como una placenta,
  • como camino de desarrollo y camino espiritual,
  • como revelación mayor para nosotros mismos.

Es una nueva forma de entender no sólo al cosmos, sino a nosotros mismos dentro de él, una verdadera "revolución copernicana". Un "nuevo paradigma".

Un "cambio de lugar cósmico" y otros cambios

Igual que la teología de la liberación habla de la necesidad de cambiar de "lugar social" (aquel sector o polo de la sociedad desde el que uno siente que vive y experimenta la historia, desde el sistema o desde los pobres), el nuevo paradigma de la ecología profunda nos pide también un cambio de "lugar cósmico". La mentalidad clásica tradicional nos hizo sentirnos como -fuera de la naturaleza (distintos), y -por encima de ella (enteramente superiores)... No nos considerábamos "naturaleza", sino "sobre-naturales", venidos "de afuera, y de arriba". Únicamente el ser humano tenía alma, mente y espíritu... Y la historia, en un plano superior al de la naturaleza, comenzaba siempre con el ser humano, considerando irrelevante y hasta ignorando la historia cósmica de casi 13.700 millones de años anterior a nosotros...

En el paradigma de la ecología profunda pasamos a sentirnos cosmos, a saber que somos -literalmente, sin recurso a la metáfora- "polvo de estrellas", naturaleza evolutiva, Tierra, que, en nosotros, llega a sentir, a pensar, a tomar conciencia de sí misma, a admirar y a contemplar...

La actitud ecológica profunda nos lleva a aceptar una serie de transformaciones asociadas:

  • auto-destronamiento: bajarnos del endiosamiento en que nos habíamos situado, y superar la ruptura y la incomunicación con la naturaleza;
  • superar el antropocentrismo, el mirarlo todo en función del interés del ser humano, pasando a considerar la centralidad de la vida, el "biocentrismo", desde el que todas las formas de vida tienen valor por sí mismas;
  • asumir nuestra historia cósmica evolutiva, sabiendo que somos su resultado final, la flor que lleva en sí misma en síntesis toda la historia de este caos-cosmos que se está desplegando ante nosotros gracias a la nueva cosmología, el "nuevo relato" que las ciencias nos están presentando, y no sólo una historia doméstica encerrada en los 3000 últimos años, a la que nos habían acostumbrado las grandes religiones;
  • revalorización de "lo natural", es decir, superación del prejuicio de que un "pecado original" lo estropeó todo primordialmente, e hizo pecaminoso y "enemigo del alma" al mundo, al sexo, al placer... y recuperar la seguridad de que el principio de todo fue más bien una "bendición original"...
  • redescubrir una idea y una imagen de Divinidad que no necesite de más "transcendencia" metafísica que de inmanencia en la materia, y que no quede en ningún caso separada de la realidad, en un 2º piso.

Una visión holística

Todo ello es una visión nueva, no antropocéntrica, sino holística: miramos ahora desde el todo (naturaleza), en vez de desde la parte (ser humano). Y creemos en la primacía del todo sobre la parte. El ser humano necesita de la Naturaleza para subsistir, la Naturaleza se las arregla muy bien sin el ser humano. El humanismo clásico postulaba que el ser humano era el único portador de valores y significado, y que todo lo demás era materia bruta a su servicio... Ha sido una visión gravemente equivocada, que nos ha puesto en contra de la naturaleza, y que ha de ser erradicada.

No se trata sólo de "cuidar" el planeta porque nos interesa, o porque está amenazada nuestra vida, o por motivos económicos, ni para evitar la catástrofe que se avecina... Todos estos motivos son válidos, pero no son los únicos, ni los principales, y aunque no estuvieran ahí, seguiríamos necesitando una "conversión ecológica" de nuestro estilo de vida, de nuestra mentalidad, incluso de nuestra espiritualidad. Necesitamos "volver a la Casa Común", a la Naturaleza, de la que, indebidamente, nos autoexiliamos en algún momento -todo apunta a que fue al comienzo del Neolítico, con la revolución agraria y urbana-.

Captar estos motivos más profundos, descubrir la ecología como "eco-sofía", como camino de sabiduría para nuestra propia realización personal, social y espiritual, es haber llegado a descubrir la "ecología profunda" como dimensión humana ineludible, para vivir en plenitud la comunión y la armonía con todo que somos, sabiéndolo y saboreándolo.

*Fuente:

http://jbcs.blogspot.com/2010/02/hacia-una-actitud-ecologica-profunda.html

Más info:

· VIDEO: La Abuela Margarita

La Abuela Margarita: Margarita Núñez Álvarez, conocida como la Abuela Margarita, descendiente y curandera de las culturas Maya y Chichimeca trae un mensaje de amor y espiritualidad ligado a la tierra desde lo femenino. Conocida y respetada entre los círculos indígenas de todo el mundo, esta mujer originaria del norte de México se ha convertido en vocera de la mujer. La abuela ha sido llamada desde muchos extremos del planeta para que su palabra sea oída. Ella proclama valores de la mujer como generadora y transformadora de la sociedad y lleva con su palabra de tradición y como guardiana del origen a nuevas miradas del mundo y de la vida.


¡Banca ecologista en el Parlamento Británico!

<b>¡Banca ecologista en el Parlamento Británico!</b>
Caroline Lucas - Ecologista

Histórico triunfo electoral de los Ecologistas en Gran Bretaña

Verdes británicos entran por primera vez en el Parlamento de Westminster

La Coordinadora Verde de España felicita a Carolina Lucas (49 años), primera diputada de Los Verdes de Inglaterra y Gales en el Parlamento británico. Fue elegida con 31 por 100 de los votos en la circunscripción de Brighton, por delante de los candidatos laboristas (28.9 por 100), conservadores (23,7 por 100) y liberales (13.8 por 100).

En palabras de Sonia Ortiga, coportavoz de la Coordinadora Verde , "hoy es un gran día para el ecologismo político inglés y británico, y enviamos nuestra enhorabuena a nuestra compañera Carolina Lucas por este estupendo resultado. Nos alegra ver que a pesar del sistema mayoritario a una sola vuelta, que tanto favorece a los partidos tradicionales, seabre un espacio cada vez mayor para otras propuestas políticas como la alternativa verde. Es una enorme esperanza que nos envía el Green Party: a pesar de nuestro sistema electoral injusto, también es posible en España".


Añade el coportavoz de la organización ecologista Florent Marcellesi: "Está soplando un viento muy propicio para la ecología política en toda Europa. Tras los estupendos resultados de Europe Écologie en Francia, la entrada de los verdes húngaros en su parlamento nacional, el primer eurodiputado verde en Grecia y ahora la primera diputada en el Parlamento de Westminster, estamos con mucho ánimo para seguir construyendo la alternativa verde en España y obtener también nuestros primeros escaños verdes en el Congreso en 2012."




VISITANTES

Datos personales

Uno de los más inspirados exploradores del impulso evolutivo de la consciencia humana durante el siglo XX y la era actual, publicó revistas emblemáticas como Mutantia, fundó redes ecologistas en variadas latitudes, desarrolló el concepto de Multiversidad, creó la dinámica meditativa Holodinamia y mediante traducciones, ediciones y obra personal ha concretado más de cincuenta libros inspirados por su sensibilidad poética, espiritual y visionaria. Ha traducido a Thomas Merton, Mahatma Gandhi, Jalaludín Rumi, el Maestro Eckhart, William Blake y otros. Sus obras más recientes son la 4ª edición de Cómo vino la mano, Celebración de la vida intensa, Desarrollo intuitivo, Somos la gente que estábamos esperando, Ternura: deleite supremo y Poesía y Libertad.